Día nacional del final de la cuesta de enero



No sé a quién se le ocurriría poner este mes cuesta arriba. Seguro que al mismo que inventó los lunes, el resfriado, el remo y los papeles oficiales. Todo por fastidiar. Claro que no es igual subir hasta aquí andando o en bicicleta que hacerlo en una limusina. Lo que no sé si febrero está en llano o hay que seguir escalando. Quien lo sepa que llame.

2 comentarios:

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Con que Enero se acabe, basta. Para Febrero nos armaremos con picos, pero al menos será la continuación de la escalada o un respiro. ¡¡Hagamos túneles!!

manly dijo...

Siempre que llevemos los meses cuesta arriba es que la cosa va, lo malo es que los meses los llevemos cuesta abajo.