Día mundial del bocadillo de calamares



A falta de pan buenas son tortas, que dice el refrán. Y contra el hambre que pasan otros por las dietas y los ejercicios de espiritualidad, donde esté un buen bocadillo que se quite el más pintado. De calamares mejor, pero igual de tortilla o de atún. Más recomendables está el bocadillo de migas y también el de potaje. No está de más un bocata de puchero, aunque éste degenera por el nombre (mira que dejar en bocata a don bocadillo).

2 comentarios:

Malo Malísimo dijo...

Me lo pido de sardinas

Blanca dijo...

Ohhhhhhhhhh
quiero ahora mismo un bocadillo de calamares.
Recuerdo los de Madrid, en la Glorieta de Bilbao, a cuatro pesetas podías elegir el de calamares o el de tortilla de patatas.

Aquellos bocadillos...
xd